¿Se pueden congelar los croissants ?


Los croissants siempre deben disfrutarse frescos para resaltar el sabor a mantequilla y mejorar la hojaldre. Desafortunadamente, los croissants se echan a perder rápidamente, lo que puede hacer que sea difícil disfrutarlos al máximo. Descubre si se pueden congelar los croissants.

Sin embargo, si congela los croissants cuando están frescos, puede disfrutarlos en cualquier momento y llenar la cocina con el olor de los croissants mientras los calienta.

Entonces, para responder a la pregunta, ¿puedes congelar croissants? La respuesta es sí. Puede congelar la masa de croissant si hace croissants en casa, pero la forma más fácil es congelar los croissants caseros después de hornearlos. También puede congelar croissants frescos comprados en la panadería o en la tienda. Los croissants pueden durar hasta 12 meses en el congelador, pero para obtener la mejor calidad, deben usarse dentro de uno o dos meses.

Se pueden congelar los croissants

Contenidos de la página

¿Durante cuánto tiempo se mantienen frescos los croissants?

Siempre es mejor comerlos frescos, los croissants se pueden conservar durante un par de días envueltos a temperatura ambiente , pero esto será menos si vives en una región más cálida porque existe un mayor riesgo de que se echen a perder debido al contenido de grasa, o incluso que desarrollen moho.

Si coloca los croissants en el refrigerador en una bolsa de plástico o en un recipiente hermético, puede guardarlos hasta por una semana , sin embargo, necesitarán calentarlos antes de servirlos.

Cuando están frescos, los croissants se pueden servir a temperatura ambiente o tibios, pero siempre es mejor servirlos tibios cuando no están tan frescos . Calentarlos es la manera fácil de refrescar los croissants que han estado dando vueltas durante los últimos días.

De lo contrario, congelar los croissants, ya sea como masa o ya horneados, es la mejor manera de mantenerlos frescos por más tiempo. Los croissants se mantendrán en el congelador hasta por 12 meses, pero es mejor comerlos dentro de los dos meses para obtener la mejor calidad. Además de perder sabor y descamación con el tiempo, los croissants también pueden adquirir olores del congelador que pueden hacer que tengan un sabor rancio.

¿Se puede congelar la masa de croissant?

Al igual que con el pan, debería poder congelar la masa de croissant después de darle forma o después de probarla , pero el margen de error puede ser mayor cuando se congelan croissants sin hornear.

Si desea congelar la masa después de darle forma, coloque los croissants en una bandeja para hornear cubierta con pergamino y luego en el congelador para que se congelen rápidamente. Una vez congelados, puede transferir los croissants a un recipiente hermético o una bolsa Ziplock.

La principal desventaja de congelar croissants sin hornear de esta manera es que aún necesitan tiempo para leudarse, por lo que no será fácil prepararlos para un desayuno temprano.

Si prueba los croissants primero, puede congelarlos de la misma manera que se indicó anteriormente, pero ocuparán más espacio en el congelador y corren un mayor riesgo de colapsar. Si congela los croissants probados, puede optar por cocinarlos a temperatura baja directamente desde congelados para permitir que se descongelen o se descongelen primero.

De cualquier manera, existe la posibilidad de que la masa termine con un exceso de leudado o que quede demasiada humedad dentro de los croissants, lo que puede hacer que se colapsen.

¿Cómo se congelan los croissants horneados?

Puede congelar croissants que haya horneado en casa o comprados en la panadería o en la tienda . Evite congelar croissants que haya tenido en la cocina durante un par de días, ya que ya se están poniendo rancios; en su lugar , siempre que sea posible, congele siempre croissants que estén frescos .

Los croissants deben estar completamente fríos antes de congelarlos , por lo tanto, si recién salidos del horno o aún calientes de la panadería, colóquelos primero en una rejilla para enfriar. Luego tiene la opción de congelarlos antes de envolverlos o congelarlos después de envolverlos.

Para congelar antes de envolver, coloque los croissants fríos en una bandeja para hornear cubierta con pergamino para congelar rápidamente en el congelador antes de envolver. Esto tomará algunas horas. Tenga cuidado de no olvidar que están en el congelador sin envolver porque pueden comenzar a adquirir olores de otros alimentos y volverse rancios.

Una vez congelado, envuelva cada croissant individualmente. Envolverlos por separado no solo significa que puede sacar la cantidad que desee del congelador, sino que también los está sellando lo más herméticamente posible contra daños por aire y olores en el congelador.

De lo contrario, puede congelar los croissants después de envolverlos. Para hacer esto, asegúrese de que estén fríos y luego envuelva cada croissant con cuidado y bien en una envoltura de plástico o papel de aluminio para ayudar a evitar quemaduras por congelación.

Una vez que estén todos envueltos, colóquelos en una bandeja para hornear galletas en el congelador para congelarlos primero antes de colocarlos en una bolsa Ziplock, para ayudar a evitar que se aplasten en el congelador. Si tiene poco tiempo, simplemente colóquelos todos directamente en una bolsa Ziplock, retire el aire y coloque la bolsa en el congelador. No olvide etiquetar su bolsa con la fecha para que sepa cuánto tiempo puede mantenerlos en el congelador.

¿Cómo se descongelan los croissants horneados?

La buena noticia es que debido a que los croissants no contienen tanta humedad como otros alimentos, es menos probable que pierdan tanta textura cuando se descongelan, aunque una vez descongelados, pueden ser un poco más suaves de lo que serían frescos.

Puedes dejar descongelar los croissants congelados durante la noche en el frigorífico , pero si te has olvidado de sacarlos para desayunar, también puedes dejarlos descongelar a temperatura ambiente durante un par de horas . Tenga en cuenta que si los croissants estaban rancios cuando los puso en el congelador, descongelarlos rápidamente puede causar una disminución en la textura.

Deje los croissants envueltos durante el proceso de descongelación . Una vez descongelados, sáquelos de la bolsa, desenvuélvalos y colóquelos en el horno a 185º C / 365°F por no más de cinco minutos. Puede comerlos tibios o dejar que se enfríen a temperatura ambiente antes de servirlos.

También puede ponerlos directamente en el horno desde el congelador para calentar y descongelar. Póngalos a una temperatura más baja, 160º C / 325 ° F o menos, durante unos 10 minutos más o menos. Sin embargo, vigílelos si los descongela de esta manera, ya que pueden comenzar a cocinarse demasiado en los extremos.

¿Se pueden congelar croissants de almendras o chocolate?

Sí, puedes congelar croissants de almendras o chocolate (pain au chocolate) de la misma manera. Tenga cuidado de descongelarlos correctamente antes de recalentarlos, ya que existe el riesgo de que el relleno no se descongele correctamente. También existe la posibilidad de que los croissants de almendras pierdan parte de la textura de relleno.

TE PUEDE INTERESAR: Cómo arreglar cuando hay demasiado ajo en una comida

¿Cuántas veces se pueden recalentar los croissants congelados?

Los croissants descongelados solo se deben recalentar una vez , por lo que si tiene croissants sobrantes después de descongelarlos y calentarlos, se deben tirar a la basura. Desafortunadamente, recalentar los croissants dos veces provoca una disminución en el sabor y la calidad, así que recuerda descongelar solo lo que necesitas para mantenerlos frescos.

TE PUEDE INTERESAR: A qué saben las alcaparras

Cómo calentar/refrescar croissants rancios que no han sido congelados

Si tienes croissants en el mostrador o en el refrigerador, puedes refrescarlos si están un poco rancios. También sabrán mejor después de haber sido calentados.

Para refrescar croissants rancios, simplemente póngalos en el horno a 185º C / 365 ° F durante tres minutos y luego déjelos enfriar a temperatura ambiente antes de comerlos . Como probablemente haya descubierto, si los croissants se calientan demasiado, tienden a colapsarse, lo que dificulta romperlos o untarlos con cualquier cosa.

¿Cómo puedes usar los croissants rancios?

Si esos croissants en la encimera ya no se pueden guardar, entonces, en lugar de tirarlos a la basura, utilícelos para sándwiches tostados o paninis, tostadas francesas, pan de huevo de lujo, un budín de pan y mantequilla dulce o salado. Los croissants rancios también pueden ir a la gofrera.

TE PUEDE INTERESAR: Por qué saben igual el anís y el regaliz

Para resumir

Aunque los croissants se disfrutan mejor frescos, para evitar tener que correr a la tienda o a la panadería por la mañana para comprarlos frescos, la congelación es una excelente manera de tener croissants siempre a mano.Sí, los croissants se pueden congelar y se mantendrán hasta por 12 meses en el congelador, pero se deben comer en los primeros meses para obtener la mejor calidad. Puede congelar masa de croissant, croissants horneados y croissants de sabores.


Además de descubrir Se pueden congelar los croissants, a continuación pudes ver más temas relacionados de respuestasdecocina.com relacionado con este artículo: